domingo, 24 de mayo de 2009

La extrema derecha rinde honores al soldado “sano y limpio” que asesinó al “chulito de Carlos Palomino”

"Con sus atributos varoniles bien puestos hizo frente a elementos ultraizquierdistas”
JOSÉ MARÍA GARRIDO
Antifeixistes
Diez días después de que El País publicara el vídeo que mostraba como un soldado ultra y simpatizante de Democracia Nacional asesinaba cruelmente a un joven de 16 años que se disponía a manifestarse en contra del racismo, las principales formaciones políticas de extrema derecha siguen sin condenar de forma clara y rotunda este asesinato.
Por un lado, Democracia Nacional dedica mucho más tiempo a criticar los “montajes mediáticos” que pretenden criminalizar a su partido, que a condenar la muerte de un menor cuyo único delito fue cruzarse con un soldado ultra en el metro de Madrid. Así lo ha hecho en su último comunicado difundido a través de internet.
Defensa del asesino
Por otro lado, José Luis del Corral, Jefe Nacional del Movimiento Católico Español (MCE) y Acción Juvenil Española (AJE) sigue defendiendo al “soldado Josué” frente al “chulito Carlos Palomino”. Para del Corral, el soldado es “sano y limpio” y el joven antifascista “un vicioso y un guarro”.
“Limpio y aseado”
A través de un artículo publicado en Internet, el Jefe Nacional del Movimiento Católico Español ofrece su propia visión de los hechos. Así, del Corral afirma que Josué viaja tranquilamente en el Metro con “un modo de vestir nada provocador, ni raro, ni extraordinario: pelo corto, prendas ajustadas y en su sitio, zapatillas deportivas, estilo militar y deportivo, limpio y aseado”.
“Un buen ataque”
Acto seguido, este soldado se encuentra rodeado de “docenas de energúmenos” que le rodean. “Como Josué sabe que la mejor defensa es un buen ataque y que no puede esperar otro segundo más, se acerca al Pollo y le toca (…) Entonces, Josué usa el puñal con rapidez, y con energía y fuerza agarra al “Pollo” y lo empuja fuera del vagón, con sólo su brazo izquierdo y a contra cuerpo”, relata con orgullo el dirigente ultraderechista.
¿Defensa propia?
En contra de la opinión de todas las personas sensatas y con un poco de sensibilidad, José Luis de Corral asegura que si bien “cabe objetar la proporcionalidad” del navajazo, no cabe duda de que “estamos ante un acto en defensa propia, frente a unos agresores de la calaña que los hacía especialmente peligrosos”.
Atributos varoniles
En definitiva, la extrema derecha está emocionada ante “la entereza y la valentía” de Josué, “un soldado español que con sus atributos varoniles bien puestos hizo frente y atemorizó a elementos ultraizquierdistas”.
Apología del terrorismo
“En cualquier guerra, al soldado Josué lo habrían condecorado como un héroe por su comportamiento. Y estamos en guerra (…) La guerrilla urbana ultraizquierdista, ese grupo terrorista que se encontró en el metro de Legazpi con Josué, es la que debe ser desarticulada, detenida, juzgada y puesta fuera de la ley. Ellos son los que iban a reventar violentamente una manifestación legal de un partido legal. Ellos son los terroristas”, agrega el líder de AJE en un artículo que para muchos debería provocar que la fiscalía anticorrupción estudiara un posible delito de apología del terrorismo.
“Destino sobrenatural”
Y es que José Luis del Corral sólo lamenta esta muerte por su “destino sobrenatural” ya que el asesinato ocurrió “de forma repentina” cuando Palomino “estaba combatiendo los muertos a favor de Satanás y de todas sus pompas”.

No hay comentarios: